Si has empezado tu día con tortícolis y ves que tu cuello está inflamado, toma unos cuantos cubitos de hielo y envuélvelos en un pedazo de tela, luego colócalos en el área afectada y masajea suavemente  para poco a poco bajar la inflamación y disminuir el dolor.

  1. Masajea suavemente los músculos del cuello utilizando aceite esencial, debes utilizar tus dedos y evitar hacer movimientos bruscos que empeoren esta lesión.
  2. Aplica compresas de agua caliente alrededor de tu cuello durante 10 o 15 minutos, deben mantener bien calientes para que los músculos adoloridos y tensionados se relajen y se alivien.
  3. Toma un té de hierbas relajantes como por ejemplo té de manzanilla, de manzana, de azahar, entre otros.
  4. Descansa tu cuello acostándote sobre tu espalda mínimo 3 veces al día, cuando te acuestes el cuello descansará de la presión de mantener la cabeza erguida.
  5. Evita hacer trabajos y/o movimientos pesados ya que esto puede agravar la tensión en el cuello, lo más recomendado es poner el cuello en posición de descanso preferiblemente acostado.
  6. Estira suavemente tu cuello de un lado a otro sosteniéndolo en durante al menos 30 segundos en cada rotación, evita hacerlo de forma brusca hasta donde te sea soportable el dolor.
  7. Mientras tengas tortícolis cuida la postura de tu cuello, debe estar recto mientras estés sentado o acostado, nunca debes forzarlo y debes procurar por estar relajado.
  8. Protege tu cuello del clima frío y húmedo ya que esto puede perjudicar aún más el estado de la tortícolis, lo ideal en este caso es utilizar prendas de vestir de cuello alto y/o una bufanda.
  9. Alivia el dolor tomando un analgésico de venta libre como por ejemplo aspirinas, ibuprofeno, naproxeno, y acetaminofén; para esto solo debes tener en cuenta que no debes tomarlos si también estás tomando otro medicamento que pueda interactuar de manera negativa con una de estas pastillas. Estos medicamentos solo aliviarán el dolor temporalmente y por lo tanto tendrás que buscar un tratamiento más eficaz para aliviar.

Lee el artículo completo en Mejor con salud

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »